martes, 23 de mayo de 2017

XXX CaRReRa De La HoZ DeL HúeCaR¡¡ CueNCa NuNCa DeFRauDa¡¡¡

Aúpa¡¡

Tras la maratón de Lodres, andaba yo un poco perezoso con el tema de volver a ponerme un dorsal. No penséis que tras mi ""BuTRaGueÑo"" en la ciudad de Londres, había decido salir durante un tiempo de la escena runner, como Ya sabéis, tan solo que tras la MaDRe De ToDaS LaS BaTaLLaS, me gusta desconectar y tomarme la vuelta con algo de calma. Ya os contaré en la siguiente entrada lo que me traigo entre manos....

Una llamada de mi hermano mayor durante la semana, hacia que me desperezara y pulsara el botón para inscribirme en una CaRReRa, que para mí tiene un sabor especial, la De La HoZ DeL HúeCaR¡¡ que no me cansaré de decir, que es la más bonita carrera en ruta que he corrido¡¡¡

Así pues nos presentabamos en Cuenca el Sábado por la tarde, esta vez sin familia, para directamente salir a tomar unas cervecitas, y dar buena cuenta de unas raciones, morteruelo y la oreja plancha no pudieron faltar en el menú¡¡¡
Tras ello y como ya viene siendo tradición un par de digestivos, en forma de Gin Tonic, en la mejor compañía y a dormir a eso de la 1:00AM.

Tener la salida a solo 50 metros de salida, permite levantarse un poco más apurado y desayunar un par de cafés solos y una tostada con miel.

Calentamiento junto con mi hermano, y un par de amigos Eloy y Carlos. Tiempo justo para saludar a mi primo ""el Negrillo"" unos progresivos y para la línea de salida.

Durante los últimos entrenos, no he notado la soltura de piernas que me indica ando a tope, y si a eso le unimos, que no soy uno de esos atletas, donde la supercompensación tras una maratón aparece al cabo de unas semanas, tomé la determinación de salir con un poco más de calma que años anteriores....



Se da la salida, y tras unos metros, busco mi hueco. Enseguida localizo a Sonia Plaza, ganadora de las últimas ediciones, y que el año anterior creo recordar acabo entorno a 56 inin... más o menos 1 min más de lo que yo invertí, me parece buen grupo y ahí me quedo...





Los dos priemros km's transcurren por el interior de Cuenca, antes de salir a la Hoz del Húecar, donde comienzan unos primeros km's de falso llano.

Localizo a un vecino de San Fernando de Henares, estoy por decirle algo, pero esta vez decido ser prudente, no ha todo el mundo le gusta que le hablen....

Justo antes de la salida de la ciudad, una atleta del Club Rodenses encabeza la prueba femenina, va escoltada por un par de corredores, y lideran un grupo al que me uno, llevan un buen ritmo y me siento cómodo ahí. Se que no estoy dándolo todo, he visto a uno de los locales con el que hace un par de años lidie en la zona de toboganes irse para adelante, pero hoy he decidido no sufrir más de la cuenta...









La subida por la hoz, como siempre vale para estirar el grupo. Las nubes como ya sucedió en Londres, se han ido para dejar paso al sol, y eso hoy tampoco me va ayudar.
El grupo es numeroso, al ir con la primera fémina, llevamos un par de motos al lado, una de ellas con la radio puesta, y me está poniendo la cabeza como un bombo¡¡¡¡

La liebre de la fémina, le canta que Sonia se ha quedado y que no se la ve... otro le va dando ordenes de cuando tomar aire, etc, a mi se me ocurre preguntarla si es la primera vez que la corre, me dice que no que ya la corrió una, y el corredor de colorado me llama la atención, No la hagas hablar¡¡¡¡ y yo me pienso, ""menos mal que este no me ha visto correr un maratón¡¡¡¡¡""








Poco antes de llegar a la curva de Palomera, me dejo caer del grupo, hago la goma. Decido descolgarme, y reservar para la subida. Me acompaña un chaval con una bici, me ofrece agua y me anima. La subida, como no puede ser de otra manera, se hace durilla, pero yo a mi marcheta voy subiendo, no pierdo demasiados metros, y mi cabeza me dice que voy más cómodo que al año anterior. Se que una vez coronado, puedo ganar posiciones...

Doblamos en el Hotel Cueva del Fraile hacia la izquierda y le digo al de la bici, pasito corto y para arriba. Se mantiene la distancia...

Coronamos, he dado cuenta de un corredor de Run4Fun, y a los demás los tengo a unos 50 metros...
Aprovecho el avituallamiento para ducharme, beber algo de agua e intentar coger ritmo.

De los ocho o 9 corredores que llevaba por delante, 2 o 3 se han dio por delante, la chica y otros 3 o 4 siguen en grupo, y uno se ha descolgado...





Hay mucha gente que me comenta que gestiono bien las carreras, el caso es, que estoy empezando a creérmelo, y una vez recuperado el resuello por esa dura subida, me digo que no hay que cebarse y que tengo unos 3 o 4 km de toboganes para pillar al que se ha descolgado, y que el grupo de la fémina no ha de irse y me la jugaré con ellos en la bajada....

La zona de los toboganes, me encanta, al principio puedes ver la serpiente multicolor circulando por la Hoz, pensar que en tan solo unos minutos has subido desde ahí abajo, es una pasada. En cuanto recuperas el resuello, toca correr rápido, los cuadriceps protestan al principio como consecuencia de la dura subida, pero la panorámica que  te ofrece desde arriba La Hoz, es tan  bella, que hace que olvides todo, y tan solo disfrutes de cada zancada...

Pronto las piernas se aclimatan a esta nueva zona, y para entonces ya empiezas a vislumbrar la parte alta de la Ciudad de Cuenca. Al principio tan solo se distingue la silueta de una ciudad que se proyecta sobre el cañón que forman los rios Húecar y Júcar.

A todo esto, además de a disfrutar de las vistas, hemos venido a correr, y tras un par de km's las distancias se mantienen, como siempre me habéis leído a estos ritmos y ya mediada mas de la mitad de la carrera, no hay ""cojos"".
Recuerdo el año pasado, mi amigo Alvaro me dijo que en esta zona apenas le separaban de mi unos 50 metros y que en la bajada le fue imposible seguirme. Esto me hace pensar en que el objetivo, es mantener distancias sin desgastar en exceso, y reservar para la bajada...

Ya se ve la última rampa, tendida pero a estas alturas se hace dura. El de blanco no va aguantar, antes de que empecemos a bajar. Ha oído mis tambores de guerra y ha mirado, y ya sabéis, corredor que mira, a la buchaca.



 En la zona del Castillo, ya se sabe lo que toca, a TuMBa aBieRTa¡¡¡¡ Me doy de margen hasta la catedral para cazar a la fémina, e voil'a




Los otros tres serán huesos duros de roer, pero voy sin freno y lo noto. Apenas pasados los Arcos de la Plaza Mayor ya los tengo. Vamos en fila india, aprovechando la parte adoquinada. Me tomo un respiro detrás de ellos, pero....
Mis piernas me piden más, y a un cambio de ritmo del corredor de rojo (Félix), respondo saliendo del rebufo del que llevamos en medio, y me pego a el.

Recordando la carrera de hace dos años, lo tengo claro, hoy de nuevo, le pegaré el estacazo en las curvas de la Audiencia, y así fué...

Salí del adoquinado, apuré en ambas curvas, e imprimí toda la fuerza en la tracción de salida.


Ufff¡¡¡ como me gusta esta bajada¡¡¡¡¡

Tan solo queda aguantar el último arreón, esta vez he decidido no aflojar e ir a tope hasta el final, no quiero perder ninguna de las posiciones que he ganado en esa bajada a tumba abierta¡¡¡¡

Finalmente, apreté los dientes, como me enseño mi amigo Antnio Amilcar que ha de hacerse en los crosses y logré mantener la distancia con mi perseguidor, y meter bastantes segundo a los otros tres¡¡¡



Finalmente 56:13, un minuto por encima de mi mejor tiempo en Cuenca, pero es que aquel año venía de aquella preparación que me tuvo 6 meses preparando distancias cortas y sin disputar ningún maratón hasta el Otoño, y como he dicho al principio, la experiencia me va diciendo que no soy yo de esos de la supercompensación¡¡¡

22ºde la general, y la mejor sorpresa estaba por llegar, 2º VETB y compartiendo podium con un pedazo de atleta con Tete de La Osa, como alguno apostilló por Facebook, un podium para el recuerdo.