lunes, 22 de agosto de 2011

II SubIDa A LoS CaStAÑoS (NaVaMORCuEnDe)

Después de las merecidas vacaciones, y retomando la vuelta a los entrenamientos después de las Fiestas de San Roque de Pedro Bernardo, decidí incluir esta carrera en mi preparación para la Maratón de Nueva York.
No fue hasta última hora, cuando animado por los mis CuñAdoS, decidimos acercarnos hasta el vecino pueblo de Navamorcuende a ver que era eso de la "Subida a los Castaños". Así, y sin pensarlo nos metimos en el coche:Jaime, Jose, Vero y el que escribe, los dos primeros en principio solo iban a acompañarme, y es que salvo un par de salidas por el escarpado P.Bernardo, no habían corrido nunca, salvo para ir a pedir a la barra una ronda de botellines¡¡¡
De estas guisas, nos presentamos la expedición cucharera en Navamorcuende

387 (Joselillo),126(Nacho),386(Jaime)

La primera impresión fue buena, y es que nada más entrar en el pueblo, nos topamos con gente de la Peña La NAVA (organizadores de la carrera) empujando un barril de cerveza hacia la Plaza, nos señalaron donde aparcar el coche, y fuimos a apuntarnos a la carrera. Si, mis dos "Cuñaos", tenían alguna duda sobre si apuntarse, el barril de cerveza se las disipó.
El bochorno reinante esos días, dejó paso a una fuerte tormenta, que para suerte nuestra refrescó el ambiente un poco e hizo más llevadera la carrera.
Con anterioridad a la carrera senior, hubo varias carreras dedicadas a los más pequeños, he de decir que el ambiente fue ESPECTACULAR, si con MAYÚSCULAS, todo un pueblo volcado con este evento, así da gusto¡¡¡¡ Los 4 nos acordamos mucho de Mario y Guille (mis hijos) hubieran disfrutado de lo lindo, el año que viene, los traemos¡¡¡¡
Así, entre carreras, chaparrones y un poco de calentamiento, llegó la hora de la salida, me despido de mis "cuñaos" y voy para las posiciones un poco más adelantadas. La carrera en su parte inicial, discurre por las calles del pueblo, un par de vueltas para un total de  2 km por el interior, para luego subir por una carretera que nos habría de llevar a lo que en sí es la Subida a los Castaños.
Me encuentro bastante cargado de piernas, no obstante, estamos en la primera parte de la preparación de Nueva York, y se notan las cuestas, escaleras y pesas que aunque no suelo hacer nunca, esta vez si aproveché las instalaciones del Hotel donde pasé las vacaciones, para meter un poco de fuerza.
Nunca antes, ni entrenando ni en carrera, había tenido que parar a andar, pero  siempre hay una primera vez, así que completé lós últimos metros andando, me acuerdo de Jose y Jaime, Madre mía en que lío les he metido¡¡¡ estos van a echar hasta el higadillo¡¡¡
ya coronando, comienzo de nuevo a correr, y después de llanear unos metros, comienza el descenso hacia el pueblo. Decido no ir a tumba abierta, ya que el camino, está muy peligroso, mucha piedra suelta, no es cuestión de lesionarse, teniendo Nueva York en el horizonte, me rebasa un corredor y me saca hasta las pegatinas. Una vez ya en la carretera, aprieto un poco, para acabar ese último KM con mejores sensaciones que las que me había dejado la Subidita a los Castaños¡¡
Cruzo la meta, (17 de la General),  enseguida veo a Vero, y la comento:"Estos no llegan" y es que la carrera me ha parecido dura y en algún tramos hasta un poco peligrosa¡¡
Pasado un tiempo, el speaker comenta:"... y ahora entran dos corredores cogidos de la mano, esto es el espíritu de las carreras..." son ellos, Jose y Jayme, cruzan la meta, han completado su primera carrera, menudo debut os he buscado pienso para mí¡¡¡¡
Reponemos fuerzas con unas cervezas gentileza de la organización, los "cuñaos" dan buena cuenta de los bocatas que formaban parte de la bolsa del corredor, y después de disfrutar del ambientazo de un Navamorcuende volcado, toca volver para Pedro Bernardo...
Quiero desde AUPÂ_NACHO, felicitar a la Peña La Nava por la organización de lo que para mi ha sido un carrerón. La Subida da Los Castaños de Navamorcuende, debería ser el espejo en el que se mirara más de una  carrera popular.
El año que viene, si podemos, volveremos a ir, pero con los niños, que seguro también van a disfrutar de lo lindo.