viernes, 30 de marzo de 2012

TReS aÑoS DeSPuéS, NoS VoLVeMoS a eNCoNTRaR

 MeDia MaRaTóN De MaDRiD
Mi primer dorsal y el que luciré el Domingo. Foto cortesía del pequeño MaRio
Este próximo Domingo y coincidiendo con  la Media Maratón de Madrid, hará tres años que me colgué un dorsal por primera vez. Durante este tiempo, he aprendido mucho, de mis propias experiencias, de las de muchos de vosotros e incluso de las de los profesionales del mundo del running, desde el fisio al corredor de elite, pasando por entrenadores y gente varia que escribe en las revistas del mundillo del running, así como de algún que otro libro que ha caído en mis manos.

Después de cumplir el objetivo principal por el cual empecé, perder peso, estaba rondando los 90 Kg por aquel entonces, me enganché en esto del running, porque me hacía sentir bien, en forma, como en la etapa en la que jugaba al baloncesto, antes de que mis ligamentos de la rodilla derecha hicieran crash…

Desde que me operaron de la rodilla, pasé por una larga travesía del desierto. Intenté empezar a correr, varias veces durante 6 o 7 años, sin orden ni concierto. El resultado, ya os lo imagináis, tendinitis, fascitis (yo por aquel entonces no sabía ni que eran). Cuando lo volví a intentar hace tres años, me dije:” Nacho, vamos a hacer las cosas con cabeza”, y me documenté en el tema que diría un amiguete mío¡¡¡ y vaya si lo he hecho¡¡¡
Después, la ilusión por ir mejorando, y la de cumplir un reto, correr una Maratón, me cautivaron sin remedio para la causa. Desde entonces, muchos Km, pares de zapatillas, madrugones, pasta, plátanos, bebidas istónicas, cacahuetes con miel, cervezas y un largo etc, han ido acompañando los días de este runner.

Cuando uno empieza en esto del running, por lo menos en mi caso, y pasado un periodo inicial, busca un reto, una meta, para obligarse o digamos “coger el habito” de salir a correr. Una vez superado este primer paso, lo de salir a correr viene solo, sin darnos cuenta, forma parte de nuestra rutina.
Tragamillas 2010. Ni me reconozco, tan abrigado, ahora ni se me ocurre¡¡¡

Ahora el acceso a la información, está a un solo click de nosotros, en el kiosko de la esquina, en el vecino del 5º. Con lo que no nos es demasiado complicado, obtener un plan de entrenamiento que seguir, para ayudarnos a conseguir ese reto.
Así lo hizo el que escribe, y así lo sigue haciendo, porque yo soy de la opinión de, ¿porque cambiar lo que ha funcionado?, si nos ha ido medianamente bien. Y con esto me refiero, a que después de tres años, sigo corriendo, y puedo contar con los dedos de la mano, los días en que he tenido que dejar de salir por alguna lesión.

Por lo tanto, cuando fijo mis objetivos, no lo hago, por una obsesión concreta de bajar de un tiempo determinado. En esta primera parte del año, he  fijado un sub 35, porque siendo mi MMP  36:06, busqué y encontré un plan de sub 35, si hubiera sido de 35:30, el objetivo hubiera sido este. La verdad es que no me preocupa, hacer 35:30, 35:35, se que a poco que ese día salga todo medianamente bien, rondaremos los 35 segundos arriba o abajo.
Para Berlín, seguiremos un plan para estar cerca de las 2:50, será solo un punto de partida, donde poder comparar ritmos, y saber donde nos encontramos, lo más importante en Berlín será como siempre poder cruzar la línea de meta, esta vez sí, acompañado de los pequeños Mario y Guille.

Me gusta hacerlo así, porque el  partir de un plan de entrenamiento, me permite estructurar los entrenos y tener una guía sobre la que trabajar. Cuando empecé a correr, me valió de mucho, había que combatir la pereza, la falta de ganas, el mal tiempo y tantas otras cosas que nos echan para atrás cuando comienzas en esto del running. Un plan de entrenamiento, era y es, como un compromiso contraído con uno mismo.

De momento, no le doy importancia a las marcas, y la explicación es bastante sencilla. A nadie se le escapa, que habiendo empezado en esto del running hace poco más de tres años, uno se encuentra en clara progresión. A poco que uno sea estructurado en los entrenos, progresará rápidamente. Con lo que en mi caso, las marcas son fiel reflejo de los entrenos, así entrenamos, así competimos. 

Apenas llevo, un mes y medio en esto de Blogger, y una de las palabras que más he leído y escuchado, es: ¡¡¡ disfruta¡¡¡ A menudo, me da la sensación, de que la gente piensa, que por correr más deprisa, uno no disfruta de la carrera, como lo hacen los que van a ritmos inferiores. Para mi el disfrutar, no va ligado a ir más o menos deprisa, sino que esta estrechamente ligado, a las sensaciones que tenemos en carrera, unas veces mejores y otras peores, sin más. De ahí, que en relación a la Media de Aranjuez, dijera que me había dejado sabor agridulce, el crono bueno, pero no tuve las mejores sensaciones. Al revés que en Fuencarral, con 6 bajo cero, perfil mucho más duro, pero donde las sensaciones fueron mejores, y seguramente que en esta segunda fui bastante más rápido si tenemos en cuenta el tipo de carrera que es esta última.
Estoy seguro, que todos los que estáis leyendo este humilde blogg, si hacéis un poco de memoria, no tendréis que remontaros mucho en el tiempo, para recordar, la última vez, en la que, sin ganas habéis salido a entrenar,  o con unas sensaciones malísimas, habéis seguido corriendo, solo porque a si lo pone el plan o lo dice vuestro entrenador o incluso porque os entra ese irresistible pensamiento de que vaís a perder la forma por estar parados 2 o 3 días¡¡¡

No sé, como planificáis la temporada los demás. Imagino que los hay de todos los colores y programan las temporadas, en función de sus objetivos. Los habrá que se inician y quieren perder peso, a los que solo les importa correr carreras y buscarán cuantas más muescas para su revólver mejor, sin importarles lo que hacer entre la semana, a los que se les queda corta la MAratón, y buscan motivación en la Ultradistancia,  los que quieran acumular cuantos más maratones en un año mejor, y a los que esto de las carreras se la trae al pairo y no se pondrán un dorsal en la vida. 
Cada uno de ellos, estoy seguro que disfruta cuando toca y sabe sufrir cuando llega el momento, porque amigos, sin sufrimiento no hay recompensa¡¡¡

Espero poder seguir compartiendo con todos vosotros mis inquietudes en esto del running, por lo menos otros tres años más¡¡¡¡