martes, 28 de mayo de 2013

XXVI CARRERA HOZ DEL HUECAR 2013

CoRRieNDo PoR Mi CueNCa NaTaL


Una vez más, nos presentábamos en la línea de salida de la Carrera  Hoz del Huécar. Una carrera, siempre es una buena excusa para acercarse hasta mi Cuenca natal, y poder disfrutar de la compañía de la familia.

Sin demasiadas pretensiones deportivas me presenté en Cuenca. En mi mente, tan solo, al igual que ya hice en la Liberty una semana atrás, correr por sensaciones, a un ritmo cercano al que habré de llevar en Berlín para ese 2:40.

El día de antes, lo dicho. A disfrutar de la familia, con comida incluida y por la noche a disfrutar de unas raciones en la Cuesta de San Francisco. En compañía de mi hermano, su amigo Javi (que desde que el año pasado probó esta carrera, creo que se le va a hacer difícil perderse alguna edición), y como no mi primo alías ""el Negrillo"….
Con lo que, en el mesón FIDEL, como de costumbre, un año más hicimos la preCarrera, entre: tortillas, croquetas, calamares y unos botellines de Mahou pasamos la tarde.
 Este año como el bueno de mi amigo Jaime, no tuvo a bien acompañarme a la carrera, me quedé sin Gin Tonic, mi mujer se ofreció a acompañarme, pero la idea de echar por tierra esa semana que lleva sin fumar no compensaba...
El Domingo, amaneció soleado y con buena temperatura, pero poco a poco se fue nublando y levantándose un poco de aire, que aunque incomodo, no fue demasiado molesto durante la carrera.
Breve calentamiento, un par de Km a 5min/km y para la línea de salida. Y es que desde que han cambiado la salida y ya no pasa por Carretería, pueden formarse embudos en los 2 primeros Km. El año pasado nada me importaba, ya que acompañé al “”cuñao””, pero este año aunque no saliera a disputar 100%, si quería correr rápìdo, y que sirviese como entreno de calidad, para ir poco a poco empezando con la preparación para Berlín.

En la línea de salida, lo de siempre, los típicos listillos (no incluyo a los élite que tienen todo el derecho del mundo) que apenas un minuto antes se colocan el la primera línea de salida, cuando tu ya llevas en allí un buen rato.

Pistoletazo de salida, y a correr. Intento no volverme loco y fijar un ritmo vivo, pero sin volverme loco. Cada vez soy más consciente de que pasarse de vueltas en esos 2 primeros Km, puede dar al traste con la carrera. Eso sí, el día que haya que arriesgar habrá que salir revolucionado. Pero el Domingo no era el caso.
La idea antes de salir era terminar la carrera en torno a 57:30, para lo cual habría de llevar un ritmo medio de 3:50.



Los dos primeros Km sobre lo estipulado: 3:44 y 3:50, rebasando gente y buscando posiciones. En estos dos primeros Km se callejea por Cuenca y podemos decir que se trata de ir calentando motores.
Pasado el 2, es cuando se toma el desvío hacia la derecha, y enfilas la carretera de la Hoz del Huécar. Aquí comienzan unos 5 Km de continua subida, con algún que otro falso llano que ayuda a recuperar.y hacer esta primera subida bastante llevadera.



AuPa NaCHo en el centro de las imagenes, ganando posiciones
Para el 2.5, he ido rebasando algún que otro corredor y llego a un grupeto de unas 10 unidades. Me coloco en la cola, pero enseguida y como consecuencia de un par de tropezones sin importancia, decido pasar a comandar el grupo. El ritmo ha decaído algo, y como ya sabéis me encuentro más a gusto tirando.
Voy bastante cómodo y me dedico a contemporizar el ritmo, disfrutar del paisaje y esperar a que llegue el KM 5, donde está mi padre y mi tio Mariano que han subido a almorzar a la casa que allí tiene la familia.
KM 3 al 5 4:06 – 4:06 – 4:03.
Allí me animan cervecita en mano:””que este año está fría¡¡¡¡¡””, pero este año no me detengo, les grito AUPA y sigo para adelante. El año pasado a 6 min/km me paré y fui tan osado de darle un mordisco al bocata de chorizo, por casi muero¡¡¡
El grupeto sigue adelante, entre ellos, me acompaña la que a la postre sería la ganadora en la  categoría femenina SoNiA PLaZa. De los que me siguen, puedo oir la respiración entrecortada de más de uno, se ya a ciencia cierta que estos cuando lleguen las rampas duras cederán.
Yo sigo a lo mío, la carretera ya empieza a picar un poco más y mi ritmo sigue siendo el mismo incluso un poco más alegre. No miro hacia atrás pero se de sobra, que de los 10 que eramos, ahora apenas somos un par de ellos y la fémina que aguanta bastante bien.
El Km 6 en 4:10.
Rebasado el Km 7 de la prueba es donde empieza lo realmente duro, son 2 Km donde el desnivel alcanza los 90 metros. Para entonces, ya no hay nadie que siga mi ritmo, y empiezo a dar caza a corredores.
Conozco bien la zona, cada vez que voy por Cuenca no pierdo la oportunidad de entrenar por Las Hoces, con lo que se que hay que controlar todavía un poco hasta llegar al Hotel Cueva del Fraile (KM 8). Cuando llegamos a esa altura, se gira a la izquierda y último repecho. Ahora sí, meto un piñón más y a por esos últimos metros de ascensión.
El Km 7 y el 9: 4:10 – 4:17 – 4:30.
Me tomo un breve respiro mientras echo un trago de agua en el avituallamiento, y me preparo para la parte de la carrera de falsos llanos. Esta parte es realmente bella, a tu izquierda puedes divisar la carretera por donde apenas unos minutos antes transitabas. Se mezclan subidas y bajadas, donde me divierto fijándome nuevos retos en forma de corredores. Ahora a por el de verde, ahora a por el de azul. En esta etapa de la carrera, ya soy capaz de fijar ritmos de 3:50 – 3:35 – 3:40 – 3:31 (KM 10 – 11 -12 – 13). Me encuentro fuerte, y sigo con la caza de corredores, aunque cada vez cuesta más, los demás no son cojos¡¡¡¡ Ya se divisa la ciudad de Cuenca al fondo, pero no termina de llegar, no me importa, es como esos partidos de fútbol o basket que nunca quieres que acabe¡¡¡¡ Grito un Par de AUPA CUENCA y ""sigo pa lante""

Llegando el 13, ya has comenzado la vertiginosa bajada. No me ha dado tiempo de pillar a los últimos dos corredores que me precedían (habré rebasado como mínimo una veintena de corredores). Empiezo la bajada, el desnivel es muy pronunciado, has de ir frenándote todo el tiempo y aquí ya solo temo por no lesionarme.

El día anterior he leído en el blog de UNYKO que ya por fin ha visto la luz al final del túnel. Le dije que le dedicaría esa bajada. Así que como soy un hombre de palabra, grito un AuPa uNYKo, y me tiro a tumba abierta. Pasamos por el barrio del Castillo, en dirección a San Pedro, siempre buscando la zona no adoquinada. Llegamos a la Plaza Mayor, aquí ya se empieza a ver gente, y se notan esos ánimos. Ya he cazado a los dos de adelante y pasados los arcos, me decido a pasarlos. Sigo embalado, el Km 14 cae en 2:59.
Pasamos por San Felipe, en dirección a la Audiencia. Me acuerdo de las Turbas… que diferencia el Viernes Santo no cabe un alfiler, y hoy tengo toda la calle para mí… Pienso en que el año que viene tampoco estaré en Semana Santa en Cuenca, si Dios quiere estaré en Boston. Mientras tanto unas niñas que están cantando las posiciones en la Curva de la audiencia, entonan el 37… 38, El 38… a pues no vamos tan mal… recorto en lo posible en ese par de curvas cerradas y enfilo la última bajada. Hago sonar los tambores de guerra y me lanzo a por otro¡¡¡¡
Consigo darlo caza ya en el llano, a la altura donde se encuentra mi primo Luis con su mujer viendo la carrera, AUPA LUIS¡¡¡ y sigo para adelante, ya no queda nada¡¡¡¡
Ya voy buscando a mis churumbeles, para pasar la meta con ellos.
Llego a la penúltima curva, y no los he visto, me aparto y le digo al corredor que había rebasado que pase, me dice que no que voy muy fuerte y yo le respondo que estoy buscando a mis hijos. No los veo, pero si veo a Jerónimo en brazos de su padre: AUPA JERONIMO¡¡¡¡
Ultima curva y ni rastro, voy medio frenado y no consigo localizarlos, prosigo y cuando estoy cruzando la línea de meta los veo justo en el arco…..



Último Km a 3:07 para un tiempo final de  57:22.

Buenas sensaciones, y seguimos en la línea de hacer carreras sin ir a tope, pero a ritmos muy vivos. Estamos en la antesala de la preparación de Berlín y hemos de ir poco a poco.


El año que viene volveremos.