domingo, 25 de agosto de 2013

oN THe RoaD To BeRLiN MaRaTHoN, SeMaNa 13

DeL 19 aL 25 De aGoSTo, Y CoMo LiDiaR CoN el PRiNCiPio De uNa LeSióN




Aúpa Amigos, pues sí, cuando tocaba afinar los ritmos, llega esta lesión que esperemos no sea nada serio pero que de momento me tiene en el dique seco desde el pasado Miércoles, pero sin entrenar con buenas sensaciones desde el Lunes.
De momento no cunde la alarma y estoy tranquilo. Al fin y al cabo ni soy profesional ni pretendo serlo, ni me juego una beca, ni un puesto de finalista en un campeonato importante, así que más vale tomárselo con calma.

Después del último entrenamiento por Arenas el pasado Sábado junto con Antonio, no volví a salir a correr hasta el Lunes tarde, una vez de vuelta de nuestro viaje fugaz por Madrid para ver el Real - Betis.
Así que esa tarde allá a las 20:15, me baje de nuevo para la ""llanura"" para cubrir una hora de regenerativo suave, para ir entrando en faena esta semana. Pero a veces las cosas no son como uno las planea, y al poco de salir empiezo a notar una sensación extraña en el gemelo derecho. No le doy importancia, ya que no es la primera vez que cuando corres te molesta aquí y allá durante unos km, y luego igual que ha venido se va. Lo que me empezó a preocupar, es que esta molestia no terminaba de irse. Paré un par de veces para atarme de nuevo las zapatillas, ya que las notaba un poco sueltas, pero nada.
Al final completé lo estipulado 60' y estiré concienzudamente la zona. En el viaje de retorno a casa, apenas 10 min, algo me dice que algo no va del todo bien, que quizás sea solo eso, una molestia pasajera, y que como precaución el Martes no saldré y veré como evoluciona.

LuNeS     60'     13.00 Km     4:36 min/km

MaRTeS     DeSCaNSo

El Martes, me acerco a la farmacia para comprar Radio Salil, y masajear la zona durante tres veces al día. No será la primera vez que alterno masajes y entrenos durante un par de semanas, por lo que decido salir de nuevo el Miércoles a probar.

MiéRCoLeS     70'     16 Km     4:20 min/km

Vuelvo a completar el entreno, esta vez 70', pero la molestia no me abandonado ni un solo momento. Como he dicho antes, ha habido veces en que personalmente he masajeado alguna zona después de entrenar porque la noto tensa, pero nunca en carrera me ha molestado nada, por lo que esta vez creo es diferente, ya que en frio subiendo escaleras o simplemente estirando noto un punto de dolor, con lo que  decido parar durante un par de días para ver como evoluciona, no merece la pena forzar y jugártela a estas alturas con una rotura de fibras.



Así que nada, durante todo el Miércoles y Jueves, masajes con Radio Salil y baños en las gélidas aguas de las charcas y piscina natural de Pedro Bernardo. Reposo, reposo lo que se dice reposo tampoco hice demasiado, ya que las vacaciones iban llegando a su fin y había que aprovecharlas, con lo que nos dedicamos como ya he comentado a hacer pequeñas excursiones con los niños por los distintos charcos de la zona.




El Jueves noche la cosa no ha evolucionado, con lo que me pongo en contacto con mi fisio Fernando Galán para ver que hacer. Me recomienda calor húmedo y lógicamente más reposo hasta el Lunes que teníamos concertada cita desde mi última visita.
Antonio, que también sabe de mis molestias en el gemelo, se ofrece enseguida a echarme un vistazo. Y es que como siempre se dice, en los momentos malos es donde se ve a la clase de personas, y este Antonio es de los que no defraudan¡¡¡¡ Gracias Amigo¡¡¡¡
Dicho y hecho, el Viernes tarde, Antonio me abre las puertas de su casa para explorarme ese gemelo, que durante el día apenas se ha quejado, por no decir que no ha dicho nada. El Bueno de Antonio, se aplica de lo lindo, y me descarga la zona. Tanto él como yo, no hemos encontrado ningún punto de dolor, la cosa parece que no pinta mal¡¡¡¡¡¡ Me aconseja que salga al día siguiente 40/45 min suave y que si no hay molestias vuelva a los entrenos aún cuando el Lunes vuelvo a tener cita con mi fisio. A mi me parece lo más sensato también, ya que ni al estirar concienzudamente noto nada de nada. Así que salí de Arenas más contento que un perro con dos colas.

Durante el masaje, charlamos de cuál ha podido ser el origen de la dolencia. Es difícil saber, pero no me extrañaría que se hubiese debido al uso de esas chanclas que tan fresquitas son en verano, pero que tal mal hacen a los pies¡¡¡¡¡ Y es que atando cabos el día que entrené con el, después me fui directamente al pueblo porque había Gymkana infantil, y me calcé las chanclas pensando que la Gymkana discurriría en la plaza de toros como el año anterior, pero no. Este año se movió por todo el Pueblo y corriendo con los niños delante de los toros ecológicos  por esas cuestas con chanclas  después de 25 Km, pudo ser el origen aunque no noté absolutamente nada.....

El Sábado ya de vuelta por Madrid, a probar.....

Pero poco duró la alegría ya que al par de minutos, volví a notar esa molestía que me subía desde el soleo (creo yo) hasta la zona del gemelo, seguí un poco más, pero nada ahí estaba... Paré, estiré, y reanudé la marcha... nada, más de lo mismo... Troté, caminé, volví a trotar, me puse por debajo de 4 min/km durante unos metros, no es dolor, es una molestia, me planteo seguir, parar, pero finalmente lo dejo, no merece la pena.
El Lunes vuelvo al Fisio, para una exploración más a fondo. Estoy casi seguro que no ha de ser nada grave, y que de que aunque pierda una semana de entrenos no tiene porque pasarme factura ni mucho menos.
Así que hasta mañana Lunes, o mejor dicho hasta el Martes que vuelva a probarme no le daré muchas más vueltas, ¿para qué?, esperemos se quede en una anécdota¡¡¡¡¡