lunes, 13 de junio de 2016

CaRReRa De La HoZ DeL HúeCaR, ViVieNDo De LaS ReNTaS

AUPA AMIGOS¡¡¡¡

Pues no estaba muerto, lere, estaba tomando cañas¡¡¡

Aunque con retraso, llega la crónica de una de las habituales en el calendario de AUPANACHO¡¡¡

Los que me conoceis, ya sabéis que uno, no es mucho de aprovechar ese puntito de forma que te deja la preparación maratoniana, y esa supuesta supercompensación. sino que más bien todo lo contrario, aprovecha a super-descompesar todo lo conseguido.

Tras Hamburgo, poca cosa, semanas que en el mejor de los casos han rondado los 50 km, y eso sí, un día de series de 400m por eso que dicen de mantener la chispa...

La semana de la carrera, las sensaciones no habían sido del todo buenas, y es que aún coleaban los efectos colaterales de la final de Milan, con viaje incluido vía Ginebra...






En Cuenca aterrizaba el Sábado justo a la hora de comer. Esta vez MArta no fue de la partida, ya que empezábamos obras en casa el Lunes y todavía quedaba alguna caja por hacer y subir al trastero.

Allí me esperaban Alvaro y Jaime, que no quisieron perderse esta nueva edición de la CaRReRa de La HoZ Del HúeCaR.

Unas tapitas en La PoNDeRoSa, para que mis amigos pudieran conocer una de las más famosas barras de tapeo del panorama nacional. Huevos fritos, mollejas y oreja regados con unas cervecitas, después a rematar con un poco de morteruelo...

Como ya hicimos el año pasado, y ya que Jaime no conocía el circuito, que mejor manera para un primer contacto, que el coche...
para, como ya sudecdió el año pasado ir a parar a la Plaza MAyor de Cuenca, donde disfrutamos de un Gin Tonic de Tanqueray Rangpur, cítrica y con aromas a laurel....



Por la noche, de nuevo tapeo, esta vez por la Puerta de Valencia, donde dimos buena cuenta de unas raciones.
Si ya de por sí hay bastantes cosas e común entre Alvarito y yo, descubrimos que la Oreja Plancha también nos une¡¡¡¡





El Domingo y aprovechando que dormimos a apenas 50 metros de la salida, no hace falta madrugar. Para mantener las tradiciones, desayuno en Ruiz, en mi caso 2 cafés y una tostada con miel. Hubo otros que dieron cuenta de tostada con tomate, tortel y mousse de chocalate además de café y zumo de naranja¡¡¡¡¡

Tras calentar brevemente, nos dirigimos a la zona de salida. No sin antes saludar a algún que otro conocido conquense.

Nos colocamos en primera fila sin problemas y esperamos a que se de la salida. Justo antes de salir, llega una mujer y dice que ya no le da tiempo a colocarse, y que se queda allí, que luego la pasemos. La miramos atónitos, y la digo, si el problema no somos nosotros, sino todo lo que viene detrás¡¡¡¡ que la van a tirar y que mejor sería , que fuese hacia atrás por el lateral, ni caso.........



Ahora sí, llega TeTe de La Osa, al de Tarancón se le recibe como se merece, con una gran ovación.

Se da la salida y a correr se ha dicho¡¡¡ Los primeros 2 km's discurren por las calles de Cuenca, con algún que otro giro más de lo deseado, pero en nuestro caso sin problemas. Alvaro y yo vamos juntos, buen ritmo y de momento, está claro, buenas sensaciones, jejeje



Una vez enfilamos la Perta de Valencia, giro a la derecha y a disfrutar de la Hoz del Huecar¡¡¡¡
Se forma un grupete bastante majo y con ritmos alegres, discurren los primeros km's de falso llano. Según avanza la carrera en dirección al cruce de Palomera, el ritmo decae algún segundo por km.

Empiezo a notar la respiración de Alvaro un poco forzada. Esta semana ha metido 90 km's y me parece que anda un poco justo. Seguimos comandando el grupete, pero allá por el 5  Alvaro me dice que no va, y que tire yo. Nos conocemos bien, y no hace falta más, el se deja caer un poco y yo sigo buscando mi ritmo.

Las sensaciones no son buenas, las piernas andan pesadas, y solo de pensar que hay que girar en el puente hacia el Hotel Cueva del Fraile, se me quitan las ganas de seguir corriendo¡¡¡¡
Hago la goma, con el grupo, y finalmente decido dejarme caer y buscar mi ritmo antes de empezar la subida de verdad, a estas alturas del año, sufrir lo justito...

Se me pasa por la cabeza abandonar la carrera, no me siento cómodo, y no tengo la cabeza para sufrir. Poco a poco los km´s van pasando, el grupo que me precede se va alejando, y por detrás apenas un par de corredores me han dado caza...

Con más pena que gloria, llegamos a la curva del Hotel Cueva del Fraile. A estas alturas, ya sé que apenas quedan 800 metros de dura subida. Las piernas siguen estando muy pesadas, no voy suelto, el calor tampoco acompaña...
Corono, botella de agua, un par de tragos y el resto para ducharse....
Esta zona de toboganes, me encanta, pero hoy se me está atragantando. Por detrás ya no llega nadie, pero noto pisadas muy cerca. Espero que de un momento a otro me den caza, pero nada, nadie me coge. Quizás no vaya tan mal...

Con el paso de los km's me empiezo a encontrar mejor, pero aún así mi correr no es fluido, y cuando AupaNacho no corre fluido, no disfruta de igual manera. Me lo tomo con calma, las vistas son espectaculares, y eso es lo que me mantiene enchufado a la carrera.

No me he girado, pero si aprovecho un par de revueltas para intentar ver por donde vienen mis perseguidores. La verdad es que entre tanto pino, sombra, no consiguo saber muy bien donde andan. Pero hay una cosa que nunca falla, los aplausos del público, y esta vez una vez he pasado yo, puedo escucharlos en apenas 10 segundos. La primera mujer anda cerca, pues los ánimos a la atleta local Sonia Plaza puedo escucharlos detrás de mi...



Apenas quedan los últimos 500 metros de subida hacia el Castillo, los cuales se hacen especialmente duros. Pienso que Sonia me va a dar caza, pues he leído que es una muy buena atleta de montaña...

Pero eso no sucede, y logro coronar sin que nadie me de caza. ME cantan el 22, y pienso que este año el podio seguramente se escape, lo cual me hace valorar lo conseguido el año anterior...



Apenas unos metros de tomar aire, y toca tirarse a tumba abierta hacia meta. Bajo rápido pero no como caballo desbocado. Llego a la Plaza MAyor, y algún iluminado se le ha ocurrido regar, el piso anda un poco peligroso. Lo hemos hablado el día de antes, esta bajada con agua puede ser peligrosa.



Pasados los arcos, me encuentro un poco mejor, y decido divertirme en la bajada. El corredor que me precede anda bastante lejos y no voy a poderle dar caza, por detrás parece que también he abierto hueco, y ahora sí decido tirarme a tumba abierta. Me divierto trazando las curvas de la Audiencia....

Ya busco la meta, veo a mi tio Mariano que nada con los nietos, les saludo, giro a la izquierda, después a la derecha y ya busco a Mario y Guille,, miro hacia atrás para ver que no viene nadie para evitar molestar y cruzo la línea de meta junto a los niños...

Apenas unos segundos después, Alvaro cruza la meta.

HAbía estado entre Sonia y yo casi toda la carrera¡¡¡¡ le eché la bronca por no haberme avisado, de haber sabido que era el, me habría dejado caer esos metros, que rabia¡¡¡
Fue una carrera, en la que  sufrí bastante, y su compañía me hubiera venido de lujo....

Al final el crono de 55:36, apenas 30 seg más que el año anterior, pero con unas sensaciones muy distintas. Si bien el año pasado, llegué en un estado de forma estupendo, este año, llegaba con las rentas de Hamburgo, con muy poca frescura y con muy pocos km's, y creo que lo noté...
Pero si miramos ambos tracks, compruebo que la subida la realicé más rápida y fue en el km 10 sobre todo donde perdí tiempo, amén de los km's finales. Este año me midió unos 40 metros más, 15 km exactos, cuando el año pasado fue 196 y por eso qu maruqe 2:52 el último split.





Después a esperar a Jaime, que tras su parón por razones de salud, volvía al asfalto. Bien podemos decir que la mejor noticia del fin de semana, fue la de verle cruzar la línea de meta con una sonrisa de oreja a oreja¡¡¡¡

Y tras Jaime, ya solo quedaba el brother, que siguiendo la línea de su trainer, en vez de supercompesar después de la Maratón de Madrid, anda superdescompensando, jejejeje. Aún así pudo batir su crono en Cuenca con holgura, otra buena noticia¡¡¡¡¡

Aún así, al final hubo podio, segundo de la categoria. Como me dijo Jose el amigo de mi primo Mariano, defendía titulo, jejejeje, y se me escapó por 19 segundos, de haber sabido qu era justo el que me precedía.....
Agradecer a los Forofos del Running que se dieron cita en Cuenca el detalle que tuvieron de esperar a la entraga de trofeos. Gracias amigos¡¡¡¡



Después y para acabar bien el fin de semana, que mejor que acabar con una comida familiar, tambien en la Hoz del _Huecar, degustando una exquisita Fideuá preparada por el Tio Jesús¡¡
Una forma excelente de poner el broche a un buen fin de semana entre amigos y familia con la excusa del running¡¡