viernes, 18 de diciembre de 2015

RuNNiNG in SCaNDiNaVia PaRTe I. HeLSiNKi

Aúpa¡¡¡¡

Como ya os comenté, durante el pasado puente de Diciembre hemos estado por tierras Nórdicas pasando unas pequeñas vacaciones, y cumpliendo un sueño, el de conocer a Papá Noel en su propia casa, en Laponia.

Como casi siempre que podemos, organizamos el viaje por nuestra cuenta. Una obra de ingeniería logística. Había que subir hasta Rovaniemi, con lo que la escala en Helsinki era obligada, y ya que no conocíamos la ciudad, había que aprovechar a pasar una noche allí,
El visitar la ciudad durante el Lunes me permitió tener claro el recorrido a seguir para el día siguiente.

Con salida desde el Scandik Park, justo en frente del lago, me dirijo directamente al parquecito que rodea el lago.
Son las 7:20 y hace un frío de Aúpa¡¡¡ la temperatura ronda los 0ºC, pero la sensación térmica es mucho menor debido al frío aire que entra del Norte.
Cojo el camino que va junto al lago, y a disfrutar del recorrido mientras me dirijo a Central Station, y me dirijo por un especie de carril bici a una zona de oficinas. Una vez llegado a Central Station e intentando recordar lo andado el día anterior, las zancadas me van dirigiendo hacia el mar.


no sin antes pasar por la Catedral y su plaza del Senado, parar y hacer unas fotos.




Tras esta breve parada, mis zancadas me van llevando poco a poco hacia la catedral Ortodoxa. El día de antes la hemos visto desde el muelle, y aprovecho que corriendo se llega antes a todos sitios, para acercarme y subir hasta la puerta.


Una vuelta a la redonda para recrearse con las vistas sobre la otra Catedral, y de vuelta hacia el muelle.



A estas horas de la mañana ya empieza a despertarse la ciudad, y eso me permite disfrutar de una de las zonas más bonitas de Helsinki con un poco de bullicio, y con un ojo puesto en los tranvías y otro en el tráfico rodado....




Desde aquí deshago mis pasos por la zona más comercial de Helsinki con destino al Hotel. Vuelvo a subir por el lado del lago, y como cuando llego a la altura del Hotel veo que todavía me queda algo de tiempo, decido subir hacia el estadio Olímpico de Helsinki, el cúal puedo bordear y disfrutar de las vistas de su famosa torre. Estando allí, me metí en las oficinas, y estuve hablando con uno de los trabajadores, a punto estuve de poder subir a la torre( no había abierto todavía), pero al final su carácter nórdico le echo para atrás¡¡¡¡
Bueno por lo menos me pude traer unas fotos de la torre y otra junto a la estatua de Pavvo Nurmi, atleta finlándes que reinó en la media distancia en los años 20.



Después de este emocionante garbeo por el estadio olímpico, de vuelta al Hotel, disfrutando del amanacer sobre la ciudad escandinava...



Por lo que pude ver, el camino alrededor del lago tiene pinta de dar la vuelta completa al mismo, pero ya no tenía más tiempo, la familia a buen seguro ya se estaba despertando y había que aprovechar nuestras últimas horas en la ciudad....

Os dejo el track, donde podéis ver que unos 45 min dan  más que de sobra para recorrer lo más importante de esta ciudad, y si te sobra tiempo, puedes alargar la salida por el lago.

Ruta PoR HeLSiNKi



Y como no podía ser de otra manera, y tratándose de AupaNacho, no podía faltar la aportación gastronómica de la ciudad de Helsinki.

Apenas iban a ser 24 horas en la ciudad con lo que había que aprovechar la comida y la cena para hacer una introducción a la comida escandinava.
Para la comida decidimos acercarnos al Mercado de Kauppatori. A buen seguro que en verano está bastante más animado, pero aún estando en diciembre, abre hasta las 6 P.M (según nos dijeron) y pudimos comprar diversas variedades de salmón y arenques y sentarnos en una mesa a degustarlas con una buena y carísima cerveza¡¡¡





Para la noche había localizado un restaurante cercano al hotel, que tenía bastantes buenas críticas y donde se podía además degustar comida tradicional finlandesa como la sopa de salmón (exquisita¡¡¡), carpacio de ciervo, reno con salsa de oporto, un pescado de la zona llamado Artic Char, etc, etc..
Ravintola Kuu, tiene tres menús degustación, que andan entre los 47 y 50 euros, pero teniendo en cuenta los precios que llevan por aquellas tierras, la calidad y preparación de la comida, podemos dar por bien empleados......






En la siguiente entrega, Rovaniemi y Laponia Finalndesa.....