lunes, 21 de diciembre de 2015

RuNNiNG in SCaNDiNaVia PaRTe II. RoVaNieMi

Si hubo una salida que realmente me hizo disfrutar como un enano fue esta, la de Rovaniemi.
Apenas pude salir poco más de 40 minutos, pero os puedo asegurar que la sensación de felicidad, de poder correr por un bosque nevado, fue absoluta¡¡¡¡
Pocas veces he podido disfrutar tanto de cada una de las zancadas, y de la experiencia de correr sobre la nieve...

He de reconocer, que salí con miedo. Un bosque completamente nevado, y oscuro, impone respeto, más si cabe, si el día anterior has visitado el zoo más septentrional del mundo, el de Ranua, y has podio disfrutar de las especies que habitan esos lares: zorros árticos, lobos, osos polares.....




Con más miedo que vergüenza, cruce desde nuestra cabaña, en el Santa Claus Village hacia un camino que parecía iluminado. El Gps tardó bastante en coger señal, y como no me atreví a salir hasta que la señal fuera completa anduve calentando por una enorme recta al lado del complejo.
Una vez la señal del garmín estaba Ok, entonces sí, me decidí a salir. Ya podía volver sobre mis pasos siguiendo el mapa del garmin. Eso pensé, porque viendo ahora el track, no se que narices de señal cogió, porque en 40 minutos dice que recorrí 3 km, y se ven unas líneas rectas que atraviesan por medio del bosque que no se yo...

Los primeros  compases fueron de mucho respeto, tanto al entorno y sus habitantes como al piso por el que ando correteando. Pronto me doy cuenta de que mis nuevas Fuji Racer, se agarran perfectamente a la nieve, ya que  la nieve podríamos decir que es virgen.
Al poco de ir corriendo, me encuentro con una chica que está paseando al perro, y me paré a preguntarla que si era seguro correr por allí, que paleto debió de pensar¡¡¡¡ jajajaajja

Pues claro¡¡¡¡

Después no pararía de ver niños de la edad de mis hijos, yendo solos al colegio tirando de sus trineos, bien para llevar sus mochilas, bien para llevar a sus hermanos más pequeños. Paro, hago fotos, disfruto como un enano.


Niños camino del cole tirando del trineo


Todos los caminos me parecen iguales, solo se ve nieve y árboles, pero pronto me doy cuenta de que allí, como era de esperar están preparados para esto de la nieve, y todos los caminos están perfectamente iluminados. Me cruzo con gente que va en esquís, otros andando, trineos, y el único bicho raro, ya sabéis quién era, AUPANACHO y sus zapatillas¡¡¡

Este otro iba esquiando


Voy de un lado para otro, y como tampoco es que me fíe mucho del Garmín no he cambiado la pantalla de mapa, por si las moscas. No sé cuanto tiempo llevo corriendo, pero decido volver. No quiero ni pensar si me pierdo por estos lares y llego tarde para la excursión de trineos de renos y huskies que tenemos ese día....

Intento volver hacia el hotel sobre mis pasos, como es normal suelto un par de AUPANACHOOOO¡¡
disfruto de la libertad de correr por el bosque nevado.....

y este disfrutando como un enano, corriendo¡¡¡¡




Si llego a saber que todavía tenía media horita más para correr, ainssss. y encima luego nos recogieron una hora tarde para la excursión.....


y a la llegada al complejo de Santa Claus, aproveché, y grabé la felicitación navideña de este año.

Un abrazo a todos y Feliz NaViDaD¡¡¡

video


Y después, disfrutamos de dos días más de excursiones por Laponia......






pero no hubo más tiempo para el running...

pero si para la visita de Pápa Noel¡¡

La próxima entrega, running in Estocolmo¡¡¡